Sello Confianza Online, ¿Lo contratamos?

sello-confianza-online

En comercio online, en la parte que se relacionan tienda, venta, producto y comprador se rige por leyes que otorgan los mismos derechos que en una compra real, es decir, garantías, posibilidad de devolución, reintegro, derecho a factura, etc. Pero como en todos los negocios, las malas prácticas, el engaño y la estafa también está presente en las tiendas online.

Aunque exiten una serie de recomendaciones muy claras a la hora de hacer una compra, como son, comprobar que hay un comercio real tras esa tienda online, que los datos de ese comercio y el vendedor están bien claros, que la tienda cuente con algún certificado de seguridad que otorgue el famoso candadito del navegar y el protocolo "https", y sobre todo el sentido común de que los super chollazos no existen.

Como quizàs para bastantes personas es complicado ser capaz de discernir entre todos esos factores, la Asociación Confianza Online, lanzó su sello hace años para que sencillamente al verlo se diera la suficiente confianza entre comprador-vendedor para poder realizar la una compra con tranquilidad y garantías.

Personalmente como experto en comercio online (gestiono varias tiendas online, y he creado más de treinta para clientes) me parece una buena idea el sello de confianza online, porque además está respaldado por una campaña de publicidad en diversos medios donde dejan muy claro que el sello es una garantía de comercio fiable y legal.

Para obtener el sello de confianza online, basta con solicitarlo en su web, rellenar un formulario, pagar la cuota, y después pasar una auditoría en la que te indicarán que cambios debes hacer en tu tienda online para que te concedan el sello.

El gran inconveniente que encuentro desde el punto de vista de una tienda online de pyme, es que además de pagar una cuota anual de 295€ por poder mostrar el sello, hay que sumar el coste de adecuar la tienda a todas las exigencias para obtener este sello como son, adaptación a la ley de protección de datos y la de comercio electrónico, modificaciones en diseño y contenido, y posiblemente adquirir algún certificado SSL para la encriptación de datos. En resumen, que para una tienda que esté comenzando, obtener este sello con las exigencias que conlleva, le puede suponer una inversión extra cercana a los mil euros.

Por otra parte, junto con el sello, como punto fuerte del servicio, se incluye la tramitación de hasta 15 reclamaciones por parte de compradores, algo que para una pyme de buena voluntad con sus clientes, nunca he visto que haya sido necesario tener que llegar a un tribunal de arbitraje y consumo, que por cierto, la gestión que hace la Asociación de Confianza online, es trasladar la reclamación a un tribunal local de consumo, ellos no intervienen activamente en el proceso.

Yo quiero pensar, que el pequeño comercio, aún con un mínimo presupuesto pueda llegar a competir cara a cara con grandes marcas en internet, pero este sello, creo que está erróneamente orientado a grandes empresas, y no se ha pensado nada en que la inmensa mayoría de tiendas online corresponden a pymes, a las que les resulta en estos tiempos un gran esfuerzo pagar anualmente por el hosting de su web, por la pasarela de pago de su banco, asumir parte de los gastos de envio para ser competitivos, o comisiones abusivas por parte de bancos,paypal,etc y además ahora añadir una cuota elevada por mostrar este sello.

Sí realmente la Asociación de Confianza online, quieren ayudar a potenciar el comercio electrónico en España, dentro de su rango de tarifas (de 295€ a 3500€), debían incluir unos tramos inferiores en función de visitas, ventas, antiguedad,etc, para que a pequeñas tiendas online no les suponga un gran esfuerzo, y que por ello además les anime a cumplir con el resto de leyes.

En mi opinión, y mirando siempre por los intereses de mis clientes, solo a unos pocos se lo he recomendado, pero sin insistencia. Porque la mejor alternativa al sello de confianza online, es que tú mismo, generes esa confianza en tu tienda online, dejando de forma clara y sencilla, quién eres, dónde estás y que cumples con todas las leyes de comercio electrónico y protección de datos. E incluso, yendo un poco más allá, sí les recomiendo habitualmente poner un certificado SSL en su web(el candadito del navegador), cuyos costes son muy inferiores al sello de confiza online y es lo primero que se aprende en cuanto a seguridad, en cualquier cursillo de internet.

Puedes dejar una respuesta, o enlazarnos desde tu propio blog.

Dejar un Comentario

In an effort to prevent automatic filling, you should perform a task displayed below.